El precandidato a concejal por el Frente Justicialista, Fernando “Chino” Rosúa, se refirió a la “escalada de agresiones desatadas entre el oficialismo municipal y el nacional”, y mostró su sorpresa “por una pirotecnia verbal desplegada exclusivamente para la campaña electoral, ya que hace años que el Frente Progresista y el Pro vienen cogobernando en el Concejo Municipal”.

“Los rosarinos tienen que saber que el socialismo y el Pro permitieron con su voto en el Concejo la delegación del poder a Fein para que fije el precio del boleto”.

Rosúa señaló que “los rosarinos tienen que saber que el socialismo y el Pro permitieron con su voto en el Concejo la delegación del poder a Fein para que fije el precio del boleto, la aprobación de un pliego de transporte que repite los horrores del anterior y los agrava (por eso no quieren adjudicarlo hasta después de la campaña), el trámite express para demoler edificios de valor patrimonial o para brindar excepciones a grandes constructoras ‑sin los estudios de impacto ambiental necesarios y sólo cuándo está el poder económico por atrás‑, o la instalación de cocheras subterráneas en la puerta de la ex estación Rosario Central ‑ que de concretarse impediría la llegada de los trenes metropolitanos al centro‑, por citar sólo algunas perlas contrarias al interés de la mayoría”.

El dirigente bregó por “una campaña política en la que en vez de sacudirse con agresiones personales, cada candidato proponga cómo va aportar para solucionar, por un lado, la agenda histórica irresuelta en más de 20 años de gobiernos municipales del mismo signo en Rosario, en materia de transporte, de acceso democrático a la obra pública y a los servicios públicos de calidad, de desarrollo urbano más equilibrado e inclusivo, y de seguridad; y por el otro, la agenda urgente en materia alimentaria, laboral y de las Pymes”.